Nuestra historia

“Vive de tal manera que cuando tus hijos piensen en justicia e integridad, piensen en ti”

“Convertid la fuente en río
y sed de los que enderezan
el rumbo de este navío,
que transporta la Justicia,
el Honor, la Libertad,
la total  Independencia,
el estudio, la pericia,
la espada de la Verdad,
la flecha de la elocuencia,
la luz de la Honestidad”.
(Joaquín García Marín. Carta de despedida a la Escuela de Práctica Jurídica del ICAV. Octubre 2009)
JOAQUÍN GARCÍA MARÍN
Hablar de la historia de García Marín – García Cervera Abogados es imposible sin mencionar al que fue el origen y fundador de la actual firma. Joaquín García Marín, abogado ejerciente desde 1957, año en el que se colegió en el Ilustre Colegio de Abogados de València, estuvo vinculado a este colectivo durante más de 35 años, siendo miembro de la Junta de Gobierno del Colegio y profesor de la Escuela de Práctica Jurídica desde la que impartió sus conocimientos sobre Deontología, antes ‘Teoría del Derecho’, a 37 promociones de nuevos letrados, a los que año tras año inculcó los que para él eran los valores fundamentales de la profesión: “dignidad, responsabilidad, honestidad y respeto”.

Joaquín García Marín, que recibió de manos del Ministro de Justicia la Cruz Distinguida de Primera Clase de San Raimundo de Peñafort, el 22 de julio de 1974, por su intachable trayectoria como letrado, compaginó el ejercicio de su profesión desde el despacho situado en su domicilio familiar, con la intensa y estrecha vinculación a ‘su segunda casa’, como el solía referirse al hablar del Colegio de Abogados de València. Dedicado constantemente al estudio de todo lo relacionado con el mundo del Derecho, Joaquín García Marín fue además miembro de la Real Academia Valenciana de Jurisprudencia y Legislación y un poeta incansable en los momentos de tregua que le daba su profesión.

‘Hemos puesto cuanto somos y podemos: ciencia, energía, prudencia, rigor, habilidad, honestidad, responsabilidad, esfuerzo, emoción y desvelo, todo aquello que hace que el cliente -nuestro pequeño y circunstancial dios exigente- se sienta y se note protegido, defendido, comprendido, acompañado.’ Estas palabras, pronunciadas en diciembre de 2007, durante el homenaje a algunos de los compañeros que celebraban su 50º aniversario como colegiados, describen lo que fue su gran pasión después de su mujer y sus hijos, el ejercicio de la abogacía.

JOAQUÍN IGNACIO GARCÍA CERVERA
Años después, el relevo generacional del despacho se produjo de la mano de uno de sus hijos, Joaquín Ignacio García Cervera, colegiado y abogado ejerciente desde 1986, quien se hizo cargo de los clientes que hasta entonces había gestionado su padre y dedicándose fundamentalmente al Derecho Privado y al Administrativo, junto con el asesoramiento de empresas en ese ámbito y también el de varias administraciones locales.

Su actividad en el ámbito jurídico ha sido incesante: Profesor de la Escuela de Práctica Jurídica del Colegio de Abogados de València desde 1996 hasta 2013 y Director de la citada Escuela durante 3 años, fue Diputado de la Junta de Gobierno del ICAV desde 1998 hasta 2003, coordinador de la Comisión de Deontología de dicho Colegio de 2001 a 2013 y Consejero del Consejo Valenciano de Colegios de Abogados de la Comunidad Valenciana desde 2001 hasta 2003. Su labor como docente se ha desarrollado también en su papel de profesor en la Escuela de Práctica Jurídica de la UNED desde 2002 hasta 2014 y del Máster de la Abogacía, organizado por la Universitat Literaria de València, de 2006 a 2011. El día 17 de junio de 2011 le fue concedida por el Consejo General de la Abogacía Española la Medalla al Mérito en el Servicio de la Abogacía Española.

Joaquín Ignacio García Cervera, continúa a día de hoy la labor iniciada por su padre, con absoluta dedicación y acompañado en el despacho por su hermano Alejandro, abogado con más de 20 años de experiencia, fieles ambos a la filosofía del ‘buen hacer’ que su padre les inculcó.